Carta de parte del Padre Dominic, SCJ

logo spanish

Apreciable Amigo del Sagrado Corazón,

La Cuaresma es un tiempo en donde Dios nos llama a alejarnos del pecado y del egoísmo y a acercarnos a Él. Nos comprometemos a ser menos egocéntricos y a dar más de nosotros.

Como muestra de nuestro compromiso, hacemos sacrificios. Es común hablar de "renunciar" a algo durante la Cuaresma en formas que implican privación o carga. ¿Pero sabe que el sacrificio significa literalmente hacerse santo?

Por lo tanto, este año, le invito a pensar de su sacrificio cuaresmal como una oportunidad de “deja atrás” y liberarse de lo que le impide vivir más cerca de Dios. Si “renuncia” a algo en la Cuaresma, deje que sea el egoísmo, los sentimientos hirientes, la ira o cualquier cosa que se interponga en su camino para abrir su corazón a la luz de Jesús.

En esta temporada, se profundiza mi conciencia sobre su apoyo incondicional hacia nuestro ministerio. Por favor acepte mi más sincera gratitud.

De parte de los Sacerdotes del Sagrado Corazón, quiero agradecerle por su amistad. Sus oraciones y generosidad permiten a nuestros sacerdotes y hermanos proclamar el mensaje del amor de Cristo por todo el mundo.

Le aseguro que usted y sus intenciones serán recordados en nuestras Misas y oraciones diarias.

Que sus sacrificios cuaresmales le acerquen a Jesús y regocije en Su resurrección.

Agradecido en Cristo,

spanish sig